No saben lo ricos que quedaron
estos brownies, de textura “fudgy” y bien achocolatados, exactamente como me
encantan. Me ayudo en la preparación mi hija, que cada día está disfrutando más
la cocina, y yo fascinada de compartir mi pasión con ella.
Los llevamos a un picnic
familiar y a todos les encantaron, sobretodo que servimos estos brownies con
una frutillas, que estaban deliciosas.
BROWNIES SIN HARINA
24 unidades
·      
180 gr de chocolate
amargo o semi-amargo, picado
·      
150 gr mantequilla,
cortada en cubos
·      
¼ taza de chocolate
amargo en polvo (cocoa)
·      
1/3 taza de agua
·      
4 huevos
·      
1 ½ taza de azúcar rubia
·      
200 gr de nueces,
bien molidas
Calentar el horno a 180C. Poner
papel mantequilla en el fondo de un molde cuadrado de 23cm (también puede ser
rectangular), luego mantequillar por todos lados.
En una olla, mezclar el
chocolate el chocolate amargo picado con la mantequilla, chocolate amargo en
polvo y el agua. Cocinar a fuego medio-bajo, revolviendo, hasta que todo se
derrita y quede una mezcla homogénea. Reservar.
En un bol, batir los huevos con
el azúcar hasta tener una mezcla cremosa. Luego con una cuchara grande agregar
la mezcla de chocolate, integrar bien. Finalmente en forma envolvente agregar
las nueces molidas. Poner la mezcla en el molde y hornear por 40 minutos o
hasta que se sienta cocido al tacto (si meten un palito, este saldrá con migas
por la textura fudgy del brownie). Dejar enfriar ojalá por un par de horas.
Luego cortar en cuadrado.
Se pueden servir como postre
acompañado de salsa de berries y helado o crema.