CENALEGRE en VALPARAISO, una experiencia clandestina

El viernes partí con mi marido a Valparaíso, ciudad porteña a una hora y media de Santiago. Felices partimos los dos, no sólo porque queríamos tener una mini luna de miel (alejarnos unos días de la cotidianedad  de nuestra casa) sino también porque íbamos a participar en una cena clandestina organizada por el blog PrietasConPapa. Cena que al enterarme que se hacían una vez al mes, me apresuré a inscribirme ya que quería participar de esa experiencia.
Llegamos a alojarnos al Hotel Zero, una casa antigua transformada en un hotel boutique. La vista a la bahía que teníamos era maravillosa. Partimos a comer esa noche al restaurant Samsara, comida thai muy rica y un rico ambiente. Al otro día recorrimos los cerros, disfrutamos la linda ciudad y esperábamos con ansias el mensaje de texto donde nos iban a informar donde se realizaría la comida.
A las 9:30 estábamos listos y parados en la dirección que nos habían informados que teníamos que ir. Nerviosos dimos nuestra clave para poder ingresar a la casa (la que nos habían mandado en un mail junto con todas las instrucciones de logística para esa noche).  Pasamos por la cocina donde los olores que salían nos abrieron el apetito y llegamos a un gran comedor donde nos sentaríamos los  14 comensales.  Como llegamos de primero, aprovechamos de sentarnos en el lado donde podríamos disfrutar de la linda vista al puerto de Valparaíso. De a poco fueron llegando el resto de las personas con quienes compartiríamos nuestra comida. El grupo fue muy entretenido ya que todos compartíamos  la afición por comer rico por lo que teníamos mucho tema para hablar (pasamos harto tiempo hablando de nuestros restaurantes favoritos).
Partimos con un rico pinot sour, una novedad exquisita.
El chef nos informó que el menú sería de comida chilena con un toque invernal, donde el protagonista sería el chancho con  sus preparaciones de cola a cabeza.
Para picotear nos pusieron un plato con pedacitos de cola de chancho, crujientes, sabrosos y bien grasientos. Para cambiar sabor una balanceada ensalada de apio, palta y rabanitos. Luego siguieron  unos erizos fresquitos y deliciosos para luego saborear una tapas con arroz a la banda, camarón relleno con queso ahumado y jamón serrano, calamar relleno con crema de queso crema todo acompañado con alioli (mi plato favorito de la noche). Después nos llegó un rollizo (pescado de roca) acompañado de una crema de zapallo camote y naranja todo espolvoreado con una sal ahumada increíble.
Para pasar a las carnes y cambiar sabor se nos dio un granizado de pepino, jengibre, naranja y yogurt.
Luego un estofado de Chillán, distintas carnes cocinadas en chardoney y un caldo bien ahumado (la carne impresionantemente blanda y una sopa para levantar muertos). Para luego probar su plato estrella y regalón, cachete de cerdo cocinado por muchas horas (realmente delicioso), arrollado de cerdo y causeo de pallares con prieta. Como ya se abran imaginado con tantos platos ya era difícil de comernos todo.
Y para terminar un pre-postre al más estilo Ferrá, una esfera liquida de cedrón y yogurt que literalmente explotaba en nuestra boca. De postre una torta de tres leches de coco, helado de miel de ulmo (aclamado por la mesa) y una panna cotta de borgoña, que a mí me pareció además de exquisita muy novedosa.
QUEDAMOS CON LA GUATITA LLENA Y EL CORAZÓN CONTENTO. 
Esta cena fue una experiencia increíble no sólo por la clandestinidad del evento sino también por la maravilla que comimos que demostraba mucho cariño, dedicación y maestría del equipo que la preparó.
Si quieren más información de estas cenas (que sólo se hacen una vez al mes) en Valparaíso, deben ir a blog: 
                                             Prietaconpapa.blogspot.com
(Visited 7 times, 1 visits today)

10 Comentarios

  1. Kako 31 agosto, 2010 en 8:09 pm

    Me parece genial que este tipo de cosas se esté dando en Chile. Las cenas clandestinas fueron inventadas en Zürich y se estaban haciendo en Buenos Aires, no tenía idea que habían llegado hasta ahí. Ademas que bonito lugar para hacerlo, el cerro alegre me encanta.
    Cuantos lindos recuerdos me han traido tus fotos, la cena sin duda todo un disfrute.
    Bss

    Reply
  2. sol 31 agosto, 2010 en 8:52 pm

    Que buena experiencia Claudia! No te imaginas las ganas que tengo de ir a una cena clandestina organizada por http://prietaconpapa.blogspot.com/
    Me encantó la descripción de los platos. Un beso… ¡No queda nada para Mistura!

    Reply
  3. Sara 31 agosto, 2010 en 8:56 pm

    Pues ni idea de que se hicieran estas cosas, vaya, aquí no debe haber llegado…
    Me alegra saber que te lo has pasado bien, el sitio es idilico. Un beso grande.

    Reply
  4. Empar 31 agosto, 2010 en 9:55 pm

    No tenía noción de esos eventos, pero me parece estupendo. No se si por aquí se realizan pero ya me gustaría.
    Me alegro de que lo disfrutarais tanto.
    Con respecto a la pérdida de tu amigo, vaya mis condolencias para tí y su familia. Hay que ser fuertes porque la vida sigue y no se para por nadie ni por nada.
    Un beso.

    Reply
  5. la brujita de jengibre 1 septiembre, 2010 en 2:45 am

    Guau!!!! que envidia. Me vas a tener que contar todo con detalles después.
    Que rico que lo pasaron bien con Javier, esas mini lunas de miel siempre son muy beneficiosas.
    Un gran abrazo
    Edith
    La Brujita

    Reply
  6. SACERDOTISADEISIS 1 septiembre, 2010 en 3:25 pm

    Hola Claudia,

    Siento mucho lo del marido de tu amiga. El dolor de perder a un ser querido es tan difícil de llevar. Ojalá el recuerdo de los buenos momentos que disfrutaron juntos les alive el sufrimiento y les haga más llevadero el camino.

    Y hablando de algo más alegre, me ha encantado la experiencia clandestina que disfrutasteis hace poco. ¡Qué gracia lo de la contraseña! Desde luego fue toda una aventura. Las fotos se ven preciosas, me gustan.

    Un besito,

    Sacer

    Reply
  7. Tita Cocinando 1 septiembre, 2010 en 7:04 pm

    Claudia, que entretenida experiencia. Me encantaría participar de una cena así, no las conocía y Valparaiso es muy entretenido!!.
    Besos,
    Tita

    Reply
  8. Gloria 2 septiembre, 2010 en 2:26 am

    Claudia que pena lo d etu amiga, que Dios la acompañe y le de fuerzas.

    me encanta lo que has comentado en este post, en primer lugar me encanta Valparaiso es lejos mi ciudad predilecta y donde mejor lo paso cuado hemos ido y que entretenido lo de la cena, ahh nos hace falta eso con gerardo que tiempo que no salimos juntos.
    Super entretenido todo lo que cuentas, un abrazi, gloria

    Reply
  9. Milena 3 septiembre, 2010 en 9:36 am

    Qué rico es leer a una chilena! jajajja tanto término sin "contaminar" es una delicia para mi!
    Imagino que por la clandestinidad de la cena no hay fotos, que esperaba con ansias al terminar de leer el post, pero tendré que vivirla en directo para saber lo que es una de estas novedosas cenas clandestinas, sobre todo si reúne a gente amante de la buena mesa, creo que es una de las cosas que más amo hacer, comer!
    Dos cosas que me llamaron enormemente la atención: El pinot sour, porfis, explícame como era!
    y el pre postre de cedrón, una de mis hierbas favoritas, aquí en España le llaman "Hierba Luisa"
    Gracias por este post, lo describiste de tal modo que parece que me veía por los cerros de Valpo.

    Reply
  10. Claudia Varleta 3 septiembre, 2010 en 1:16 pm

    Milena: no saqué fotos ya que era de noche y el lugar estaba muy oscuro, sólo con velitas. Creo que en el sitio web de http://prietaconpapa.blogspot.com/ hay alguna. En todo caso estaba todo muy bien presentado, todo como un restaurant de primera. A mi me encantó el pinot noir sour, me dijo que lo preparo con 1 botella, 200cc de jugo de pomelo y goma. Yo quiero hacer la prueba y te cuento ya que era delicioso, lo único peligroso es que se tomaba como juguito.
    El postre de cedrón era un ovalo (como un huevo de codorniz) servido en una cucharita china. Te la pones en la boca y como que se derretía. El chef nos dijo que se llamaba esferificación que es como una gelatina por fuera y líquido por dentro. Es un producto que se llama algen que reacciona con calcio (en este caso el yogurt del postre) y hace estas esferas donde queda un líquido adentro.
    cariños

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.