Escribo esta rica receta mientras disfruto mi terraza. El día está precioso y mi jardín está muy lindo para mirar. Yo ya les he contado lo que me gusta la primavera, me encanta el color verde de los árboles y esas flores preciosas que empiezan a salir

Acabamos de terminar un asado con mi marido y niños, donde se devoraron este postre que les enseñaré hoy. Ayer, mis niñas que me acompañaban en la cocina se habían comido todos los restos del postre. Estos cheesecakes de pie de limón son bien sencillos y rápidos de preparar, sin embargo es necesario que reposen en el refrigerador para que cuajen bien. Yo usé moldes de quequitos que los forré en alusaplast y luego los desmoldé ayudándome del plástico sobrante. No son los moldes más adecuados pero lo que sí me gusto mucho la forma de callampa que quedaron.
Los mejores moldes para usar son aros. Si no tienen en sus casas, una manera fácil de ir fabricando es con latas vacías de leche condensada. Les quitan el fondo y se aseguran que queden lisas para que no se corten. En todo caso esta receta la pueden hacer en un molde de tarta desmontable.
Por último, les cuento que me voy de vacaciones. Les voy a dejar una receta programada (y dos si alcanzo) para estos días que no estaré.
CHEESECAKES DE PIE DE LIMÓN
8 personas
Base:
·        100 gr galletas oreo o tritón molidas
·        40 gr mantequilla sin sal derretida
Relleno:
·        250 gr queso crema, a temperatura ambiente
·        1 tarro de leche condensada (375 gr)
·        ½ taza de jugo de limón (yo usé la mitad de jugo de limón y la mitad de limón sutil)
·        1 hoja de gelatina (colapez)
·        Zeste de limón
Poner alusaplast al fondo de una bandeja, luego poner 8 aros sobre ésta (yo usé moldes de quequitos que los forré el alusaplast para poder desmoldarlos, no son los óptimos; leer arriba para fabricar aros caseros).
Mezclar bien las galletas con la mantequilla derretida y luego dividirla entre los moldes preparados. Apretar bien y refrigerar mientras se prepara el relleno.
Poner la hoja de gelatina a remojar en agua fría. Reservar.
Batir el queso crema hasta que esté cremoso y homogéneo. Agregar la leche condensada y batir bien. Estrujar la hoja de gelatina, poner a derretir al microondas o a baño maría. Una vez que la gelatina esté derretida, agregarla a la mezcla de queso crema. Finalmente agregar de a poco el jugo de limón. Poner la crema de limón en los moldes sobre la base de galletas. Tapar y refrigerar toda la noche.
Desmoldar y decorar con zeste de limón. Mis cascaritas de limón las deje hervir un par de minutos en un almíbar simple.