Hace mucho tiempo que quería hacer
este postre, y pensé mucho rato en un nombre en Castellano que ponerle, pero no
se me ocurrió nada. Los cobblers son
un postre americano o inglés que consiste en fruta horneada con una cubierta
tipo galleta blanda o scone.
Lo mejor de este postre es que pueden
usar distintos tipos de frutas como manzanas, peras, ciruelas, duraznos,
cerezas, damascos o berries. Yo usé manzanas, peras y moras ya que era lo que
tenía en mi casa. Quedó delicioso y lo mejor fue el olorcito que había en la
cocina mientras se horneaba.
COBBLER DE MANZANAS, PERAS Y MORAS
6 personas
Relleno
·       
800 gr de peras y
manzanas, peladas y cortadas en cubos
·       
250 gr de moras
·       
4 cucharadas de azúcar
·       
Jugo de 1 limón
·       
2 cucharadas de maicena
Cubierta
·       
1 taza de harina
·       
1 cucharadita de canela
·       
2 cucharaditas de polvos
de hornear
·       
2 cucharadas de azúcar
granulada
·       
2 cucharadas de azúcar
rubia
·       
80 gr de mantequilla
helada, en cubos
·       
1/3 taza de yogurt natural
(yo usé griego)
·       
Azúcar rubia para
espolvorear
Calentar el horno a 180C.
En un bol, mezclar la fruta con el
azúcar, jugo de limón y la maicena. Revolver bien y luego dividir la mezcla en
6 potes de cerámica que puedan ir al horno. Reservar.
Para la cubierta, procesar los
ingredientes secos (harina, canela, polvos  y ambas azúcares) junto a la mantequilla hasta
formar migas. Agregar el yogurt y procesar hasta formar una masa blanda (y
pegajosa). Dividir la masa y poner sobre la fruta preparada. Espolvorear azúcar
rubia arriba de la masa.
Hornear los cobblers por 30 minutos o
hasta que el relleno esté burbujeando y la cubierta esté dorada. Servir tibios,
acompañados de crema o helado.