El otro día fui a una tienda que me
gusta mucho que vende productos naturales, se llama  DELLANATURA. Me encantó
ver que estaban vendiendo todo tipo de harina como coco, avellanas, almendras,
sésamo. Por supuesto que salí con mis paquetitos y ya en la mente de preparar
este crocante con las harinas que había comprado. Decidí usar todo tipo de
frutas de la temporada y hacer el crocante con harina de coco y almendras.
Quedó delicioso, además es una muy
buena alternativa para aquellos que tienen problemas con el gluten.
Les recomiendo que lo sirvan levemente
tibios y con una bolita de helado; es realmente para chuparse los dedos.
CROCANTE VERANIEGO
6 personas
·       
6 duraznos, pelados y
picados en cubos
·       
300 gr arándanos frescos
·       
200 gr frambuesas  frescas
·       
200 gr frutillas frescas,
picadas en cuartos
·       
3 cucharadas de azúcar
rubia
·       
1 ½ cucharada de maicena
Cubierta crocante
·       
100 gr de harina de
almendras
·       
100 gr de harina de coco
·       
100 gr de azúcar rubia
·       
100 gr de mantequilla,
blanda
Calentar el horno a 180C.
Mezclar toda la fruta en un bol,
agregar el azúcar rubia y la maicena, revolver hasta integrar.
Para la cubierta, mezclar ambas harina
con el azúcar rubia. Agregar la mantequilla en cubos y con las manos formar
migas.
Mantequillar 6 moldes de cerámica que
puedan ir al horno. Dividir la mezcla de frutas preparada y luego tapar con la
cubierta.
Hornear el crumble por 30 minutos o hasta
que la fruta esté burbujeando y la cubierta esté dorada. Servir tibio o a
temperatura ambiente. Se puede acompañar con helado o crema batida.