Tenía unas ciruelas por ahí, así que
decidí hacer un queque crocante con esta rica fruta. Quise pelar las ciruelas,
ya que la otra vez que hice una tarta, la piel se despegó y no me gustó mucho
su apariencia. Los cuadraditos quedaron deliciosos, una base de queque suave y
no muy dulce, y encima las ciruelas que con su acidez quedaron muy ricas con el
crocante de almendras. Creo que la creación quedó muy rica y se las recomiendo
(más tarde llegan los niños del colegio y ellos van a ser los jueces de estos
cuadraditos).
Cada día siento que tengo menos
tiempo, pero saber que a Uds. les gusta lo que hago y que muchos cocinan mis
recetas, hace que quiera seguir con el blog. Si hay algo que me pone contenta,
es saber que alguien disfruta cocinar tanto como yo. Gracias.
CUADRADOS CROCANTES DE CIRUELA
16 cuadrados
Crocante
·       
85 gr harina
·       
75 gr mantequilla
·       
75 gr azúcar rubia
·       
110 gr almendras tostadas
Fruta
·       
5 ciruelas, peladas y en
gajos (las pueden dejar con cáscara)
·       
2 cucharadas de azúcar en
polvo
Queque
·       
155 gr mantequilla a
temperatura ambiente
·       
200 gr azúcar en polvo
·       
4 huevos
·       
350 gr harina
·       
2 cucharadas de polvos de
hornear
·       
150 gr yogurt natural
Calentar el horno a 170 C.
Mantequillar un molde cuadrado de 23
cm.
Para el crocante, procesar todos los
ingredientes hasta tener migas. Reservar. Este proceso también lo pueden hacer
con las manos.
Mezclar las ciruelas con el azúcar en
polvo, revolver hasta integrar.
Batir la mantequilla con el azúcar en
polvo hasta tener una mezcla bien cremosa.  Agregar los huevos de a uno, batir bien antes
agregar otro.
Luego añadir la harina, polvos de
hornear y el yogurt; mezclar hasta integrar bien. Poner la mezcla en el molde
preparado, luego poner las ciruelas arriba y tapar con el crocante.
Hornear por 1 hora o hasta que al
meter un palito al medio, éste salga sin masa cruda. Dejar enfriar y luego
cortar en 16 cuadrados.