Me encantan los regalos, así que no saben mi felicidad
cuando recibí de PÓRTICO unos lindos papelitos y sets para cupcakes. Son
preciosos (que me costó elegir uno para esta receta) y además tienen muy buen
precio. Esta tienda la pueden encontrar en los principales malls del país, les
va a encantar todos los productos que traen.
Tenía unas frambuesas y las combiné con chocolate
blanco, ya que ambos ingredientes les encantan a mis niños. Yo no soy tan
fanática del chocolate blanco, pero debo reconocer que un chocolate de buena
calidad no me molesta (es decir que sea hecho de mantequilla de cacao y no otro
tipos de grasas). Por lo que les recomiendo que usen el chocolate blanco de la
mejor calidad que puedan comprar.
La receta la adapté de una que vi en una revista “Delicious”.
En mi receta, usé yogurt en vez de crema ácida. También cambié el procedimiento
de la preparación. En la receta original, mezclaban todos los ingredientes y yo
preferí partir batiendo los huevos con el azúcar.  La crema de ganache de chocolate blanco fue
mi adición. El resultado fue muy rico (fue aprobada por todos mis niños).
CUPCAKES
DE FRAMBUESAS Y CHOCOLATE BLANCO
18 unidades
Quequitos
·        
2 tazas de harina
·        
2 cucharaditas de polvos de hornear
·        
2 huevos
·        
¾ taza de azúcar
·        
1 taza de yogurt natural
·        
1/3 taza de aceite vegetal
·        
1 taza de pedacitos de chocolate blanco
·        
250 gr de frambuesas frescas o congeladas
Crema de ganache de chocolate
·        
1 taza de crema
·        
300 gr chocolate blanco, picado en trozos pequeños
Calentar el horno a 180C.
Para los quequitos, poner papelitos especiales para
hornear en cada molde (voy a usar los que me regalaron). Juntar la harina con
los polvos de hornear y reservar.
Batir los huevos con el azúcar hasta tener una mezcla
cremosa y pálida (unos 5 minutos). Luego agregar el yogurt y aceite, batir sólo
lo necesario para integrar. Agregar la harina y con una cuchara grande, mezclar
hasta tener todo integrado. Agregar en forma envolvente las frambuesas y chocolate blanco picado, integrar bien. Poner la mezcla en los moldes preparados, llenando
hasta ¾ de su capacidad.  Hornear los
quequitos por 25 a 30 minutos o hasta que al meter un palito al medio de uno,
éste salga seco. Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla. Desmoldar.

Mientras se hornean los quequitos, preparar el ganache
de chocolate. Calentar la crema en una olla hasta que empiecen a aparecer
burbujas por los costados. Apagar el fuego y agregar el chocolate blanco
picado. Dejar reposar por un par de minutos y luego revolver hasta tener una
mezcla homogénea. Refrigerar el ganache por una hora, luego batir hasta que la
mezcla esté cremosa (tipo crema chantilly). Decorar los quequitos.