Estos quequitos de origen francés son
unos de los favoritos de mi casa. Me gustan ya que son sabrosos pero a la vez
livianos y las frutillas le aportan un saborcito a verano insuperable.
A final de mes les voy a dar una
receta para que usen las yemas que sobran. Yo generalmente tengo exceso de
claras, que muchas veces las congelo hasta usarlas.
FINANCIERS DE FRUTILLAS Y AMAPOLAS
10 unidades
·      
6 claras de huevos
·      
185 gr de mantequilla
derretida
·      
1 ½ taza de harina de
almendras (o almendras muy molidas)
·      
1 ½ taza de azúcar en
polvo (flor)
·      
½ taza de harina
·      
Ralladura de un limón
·      
1 ½ cucharadas de semillas
de amapolas (opcional, pero a mí me encantan)
·      
100 gr de frutillas
laminadas
Calentar el horno a 180C.
Mantequillar muy bien 12 moldes para
quequitos (ojalá no muy grandes). Reservar.
Batir levemente las claras con un
tenedor o batidor. Agregar la mantequilla derretida, harina de almendras, azúcar
en polvo, harina, ralladura y semillas de amapolas, mezclar hasta tener una mezcla homogénea. Dividir la mezcla entre los
moldes preparados, luego arriba tapar con frutillas laminadas.

Hornear los quequitos por 25 a 30
minutos, o hasta meter un palito al medio, éste salga seco. Sacarlos del horno,
dejar reposar por 5 minutos y luego desmoldar. Servirlos espolvoreados de
azúcar en polvo (flor).