Este es uno de mis postres favoritos
del verano, además se ve tan bonito. El merengón no es difícil de preparar,
pero tienen que planificarlo con tiempo ya que se demora unas horas en estar
listo. El merengue queda exquisito, crujiente y un poquito chiclosito, como a
mí me encanta.
MERENGÓN RELLENO DE HELADO Y BERRIES
6 personas
·       
6 claras
·       
1 ½ tazas de azúcar
·       
2 cucharadas de azúcar en
polvo (flor)
·       
1 litro de helado de
vainilla
·       
Berries (yo usé moras,
frambuesas y frutillas)
Hervir agua en una olla mediana. Poner
las claras y el azúcar en un bol grande (lo suficiente para que quede sobre la
olla sin llegar a tocar el agua hirviendo). Poner el bol sobre la olla con agua
hirviendo y batir hasta tener un merengue brillante y duro; unos 8 a 10
minutos. Sacar del baño maría y agregar las 2 cucharadas de azúcar flor, seguir
batiendo hasta que el merengue se haya enfriado.
Con el merengue, formar un circulo de
unos 24 cm sobre una bandeja con silpat, también pueden hacer un circulo de
unos 24 cm en papel mantequilla y ahí poner el merengue. Con una cuchara
desplazar merengue hacia fuera para formar un borde.
Prender el horno a lo más bajo de su
horno, meter el merengón y hornear por una hora o hasta que el merengue este
duro. Apagar el horno y dejar el merengón adentro hasta que se enfríe.

Rellenar el merengón con helado de
vainilla y berries.