El domingo me levanté a preparar estos ricos muffins, no sé si fue porque tenía ganas de usar estos lindos moldes que había comprado hace un tiempo, o era un antojo de comer unos quequitos de arándanos o simplemente cocinar algo rico para la familia. No quería usar receta, solo seguí mis recuerdos de los muchos queques que preparé cuando chica, sobre todo cuando jugaba a cocinar como si estuviera en un programa de televisión. Son suaves y no tan dulces, y en mi familia causaron sensación.

Además aprovecho de contarles que este blog cumplió 2 años (es increíble cómo pasa el tiempo). No hice una torta, ni nada especial pero si quería agradecerles a Uds. los que me leen y comentan. Uds. hacen que yo esté tan comprometida a prepararles ricas recetas para que las disfruten. Si hay algo que me pone contenta es que la gente cocine, como me alegra saber que han hecho algo del blog y que les ha quedado rico.
¡MUCHAS GRACIAS!
MUFFINS DE ARÁNDANOS
18 unidades (pero dependerá de sus moldes, los míos eran más chicos)
Queque
·        120 gr mantequilla a temperatura ambiente
·        160 gr azúcar
·        3 huevos
·        360 gr harina (2 ½ tazas aprox.)
·        2 ½ cucharadita de polvos de hornear
·        1 taza de leche
·        Ralladura de un limón
·        250 gr arándanos frescos o congelados (no descongelar)
Cubierta
·        30 gr almendras fileteadas (un poco partidas) o picadas
·        15 gr azúcar rubia
·        Ralladura de un limón
Calentar el horno a 180C.
Poner cápsulas o papeles especiales para hornear los quequitos, en 18 moldes. También pueden usar moldes de silicona, como los que usé yo.
Para la cubierta mezclar todos los ingredientes y reservar.
Mezclar la harina junto a los polvos de hornear.
Batir la mantequilla junto al azúcar, hasta tener una mezcla pálida y cremosa. Agregar los huevos de a uno, batiendo bien después de agregarlos (no se preocupen si la mezcla se ve cortada). Agregar la ralladura y luego incorporar la mezcla de harina alternando con la leche. Finalmente, envolver los arándanos.
Dividir la mezcla entre los moldes preparados, tapar con la cubierta preparada y hornear por 25 a 30 minutos o hasta que al meter un palito al medio de un quequito, éste salga seco. Dejar enfriar y servir.