Acá va la receta de unos quequitos o
muffins deliciosos y lo mejor es que son muy sanos (con muy poca grasa). Creo
que son ideales para empezar la mañana junto a un rico café o té en mi caso.
La receta es del espectacular libro
“Pretty delicious” de Candice Kumai. Ya les había hecho otra receta del libro,
unos scones muy ricos también (pinchar acá para la receta). La receta original
va con puré de manzanas pero yo no tenía en mi casa, y como estamos en plano
verano tenía muchos duraznos, así que decidí hacer un puré de duraznos. Para el
puré licué duraznos con unas gotas de limón, lo importante es usar duraznos
bien maduros.
Como ya les había contado yo estoy en
la playa de vacaciones, pero les dejé esta receta para que la disfruten. En mi
casa la receta fue todo un éxito tanto en grandes como en chicos.
MUFFINS DE AVENA Y FRAMBUESAS
12 unidades
·       
1 ½ taza de harina
·       
1 taza de avena
·       
¾ taza de azúcar rubia
·       
½ taza de nueces bien
picadas
·       
1 cucharadita canela
·       
1 cucharadita de polvos de
hornear
·       
½ cucharadita de
bicarbonato de sodio
·       
2 huevos
·       
¾ taza de puré de duraznos
(originalmente era puré de manzanas pero no tenía)
·       
2 cucharadas de miel
·       
1 taza de frambuesas
·       
Azúcar en polvo para
espolvorear
Calentar el horno a 180C. Poner
capsulas especiales para hornear en 12 moldes de quequitos.
Mezclar la harina con la avena, azúcar
rubia, nueces, canela, polvos y bicarbonato. En otro bol, mezclar los huevos,
puré de duraznos y miel; mezclar bien. Juntar la mezcla anterior con la mezcla
de harina, incorporar bien hasta tener una mezcla homogénea. Luego en forma
envolvente agregar las frambuesas. Dividir la mezcla entre los moldes
preparados. Hornear los quequitos por 20 minutos o hasta que al meter un palito
al medio, éste salga seco.
Enfriar, desmoldar y antes de servir
espolvorear con azúcar en polvo.