Yo no tengo huerta (solo unas hierbas
plantadas por ahí) pero me encantan, así que cuando mi mamá llega con su
cosecha del campo, no saben cómo lo gozo. Esta vez me trajo limones, acelga,
alcachofas y habas. Había visto una receta de pan en un libro con habas que me
había tincado mucho.
Busque el libro y la receta era
perfecta, con todos esos ingredientes que me gustaban. Hice unos cambios,
sobretodo en la harina donde decidí usar harina con granos (linaza, sésamo,
amapola) y harina de centeno. Pero Uds. pueden usar la harina blanca.
La receta es del libro “200 recetas de
pan”. El pan quedó delicioso, sobre todo para comer calentito con salmón
ahumado y un poco de baby rúcula.
PAN DE HABAS Y QUESO DE CABRA
1 pan mediano
·       
300 gr harina blanca con
granos
·       
175 gr harina centeno
·       
1 ½ cucharadita de sal
·       
½ cucharadita de pimienta
negra
·       
1 cucharada de azúcar
·       
10 gr de levadura seca
instantánea
·       
3 cucharadas de aceite de
oliva
·       
300 ml agua tibia
·       
2 cucharadas de cebollines
picados (yo pusé un poco de la parte verde de cebollín)
·       
100 gr queso de cabra,
rallado
·       
200 gr habas cocidas y
peladas
Poner ambas harinas en un bol grande.
Espolvorear la sal y la pimienta por fuera de la harina y al medio poner el
azúcar junto a la levadura. Agregar un poco de agua tibia, revolver un poco
para integrar. Agregar el aceite y el resto del agua; con las manos ir formando
una masa blanda pero no pegajosa. Poner la masa en un mesón y amasar por unos 7
minutos o hasta que la masa esté lisa y elástica.  Agregar los cebollines, de a poco y siempre
amasando para distribuir por toda la masa. De la misma forma agregar el queso y
las habas (yo guardé algunas para poner en la cubierta). Formar una pelota con
la masa, poner en un bol levemente aceitado y dejar reposar tapado por una hora
o hasta que haya duplicado su tamaño.
Calentar el horno a 200C. Aceitar un
molde rectangular de queque, reservar.

Poner la masa en el mesón y formar un
rectángulo con la masa (el largo debe ser del porte de molde a usar). Enrollar
y poner en el molde preparado. Pincelar con un poco de leche, espolvorear un poco de pimienta negra y dejar reposar por 15 minutos y luego hornear por
20 a 25 minutos o hasta que haya subido y esté dorado. Dejar reposar unos 10
minutos antes de servir (o enfriar y aguardar si se aguantan).