Si!!!!!, me salté la receta de pan de diciembre es que había tanto que hacer navideño que el pan se tuvo que hacer de lado. Pero acá va una receta muy rica.
Les cuento que este fin de semana estuve en Valparaíso y fuimos a almorzar al restaurant “Pasta e Vino” estuvo delicioso, sus platos eran novedosos y muy bien logrados. El plato que más nos gustó fue unos raviolis rellenos con puré de habas con una salsa de naranjas y camarones saltados, que realmente nos dejó impresionados. Pero debo decir que el pancito que nos sirvieron en un comienzo era increíble. Quedé tan antojada, que traté de hacer mi versión de ellos. No se parecen en nada pero estos pancitos quedaron tan ricos como esos, son bien calóricos pero valen la pena.
Generalmente yo no uso manteca en mis preparaciones pero quería lograr ese sabor de pan amasado. Es un pan especial para servir en un asado, acompañando una ensalada o bien servir como aperitivo.
PANCITOS DE TOMATES Y ACEITUNAS
Aproximadamente 18 unidades
·        500 gr harina
·        1 cucharada de sal
·        100 gr manteca
·        10 gr levadura seca instantánea
·        250 gr leche tibia
·        1 huevo
·        50 gr aceitunas picadas
·        50 gr tomates secos, hidratados y picados
·        1 cucharada de orégano seco
Mezclar la harina con la sal, agregar la manteca y ayudándose de las manos formar migas. Hacer un hoyito al medio agregar la levadura y la leche e ir integrando con un poco de la harina con la manteca, agregar el huevo y formar una masa blanda. Amasar hasta que la masa esté lisa y no se pegue en la mesa (agregar un poco de harina si es necesario). Finalmente agregar los tomates secos, aceitunas y orégano, amasar para integrar bien. Poner la masa en un bol aceitado, tapar y dejar reposar hasta que la masa haya duplicado su tamaño; como 40 minutos.
Calentar el horno a 200C.
Dividir la masa en 18 bolitas, aplastar cada bolita para formar un circulo de unos 8 a 10 cm. Doblar cada circulo por la mitad, y luego volver a doblar para formar una especie de abanico. Poner en una bandeja levemente aceitada o con silpat y dejar reposar por 10 minutos. Pincelar cada pancito con un huevo levemente batido. Hornear los pancitos por 40 minutos o hasta que estén cocidos y levemente dorados.