Estos ricos panes integrales con semillas fueron
especialmente hechos para mi preciosa hija casi-quinceañera. Ella lo único que
quería un pan tipo hallulla pero bien integral, y como a mí me encanta hacer
pan en casa estaba muy feliz con su pedido. No saben lo rico que quedó, de un
sabor y textura insuperable, nada que ver con algo comercial. Creo que hacer
pan en casa es lo mejor, no solo sabes exactamente lo que le pones sino también
tu casa se llena de un aroma increíble. Además para mi amasar libera tensiones,
rabias y ansiedades; que más se puede pedir. Es fácil de hacer lo que si se
necesita planificar de antes pues hay que respetar los tiempos.
Las harinas que usé, todas se encuentran en los
supermercados. La harina blanca con semillas y harina de cereales la encuentran
en el sector de la harinas y las otras, junto con las semillas y avena, en el
sector de los productos naturales. Lo otro que propongo en esta preparación de
pan, es darle vapor al horno para que quede más crujiente.

PANCITOS INTEGRALES CON SEMILLAS
20 pancitos de 8 cm de diámetro
·      
150 gr de harina blanca con granos
·      
200 gr de harina integral
·      
200 gr de harina de cereales (puede ser de
centeno)
·      
100 gr de avena tradicional
·      
50 gr de semillas (yo usé maravilla, linaza y
mirasol)
·      
15 gr de levadura instantánea
·      
1 cucharadita de sal
·      
45 gr de aceite de oliva
·      
300 a 350 ml de agua tibia
Poner las harinas, avena y semillas en un bol
grande. Poner la levadura al medio y la sal por los lados. Agregar el aceite y
revolver. Luego agregar el agua suficiente para tener una masa blanda y
levemente pegajosa (muy poco). Amasar en un mesón levemente harinado por 8 a 10
minutos o hasta tener una masa lisa y elástica.
Poner la masa en un bol levemente aceitado, y dar
vuelta la masa (así queda la masa con una capa fina de aceite para que no se
reseque), dejar reposar por 2 horas o hasta que haya doblado su tamaño.
Pasar la masa a un mesón, uslerear hasta tener un
espesor de 1 cm aprox. Cortar panes con un cortador y poner en una lata con
silpat. Tapar y dejar leudar por 45 minutos.
Calentar el horno a 200C. Poner un bol de metal chico
dentro del horno.
Meter los panes al horno precalentado, agregar agua
al bol caliente y cerrar el horno. Hornear los panes por 15 a 20 minutos o
hasta que estén levemente dorados.