Una alternativa exquisita para pizza sin gluten

PIZZA CON MASA DE POLENTA

Hace tiempo que quería hacer esta receta de pizza con masa de polenta para dar una opción para los que no comen gluten. Quedó tan rica y lo mejor que es fácil y rápida de preparar. Además, hice un relleno distinto muy sabroso. En vez de salsa de tomates usé una pasta de tomates deshidratados que da más intensidad y sabor, que se complementó muy bien con los champiñones y el queso mozzarella. También es una muy buena alternativa para un aperitivo.

Ingredientes
  

  • Acá va la receta:

Elaboración paso a paso
 

PIZZA CON MASA DE POLENTA

  • 6 personas
  •  
  • Masa
  • 200 gr de polenta
  • 850 ml de caldo de verduras, hirviendo
  • 1 cucharada de mantequilla a temperatura ambiente
  • ½ taza de queso parmesano
  • Relleno
  • ¾ taza de tomates secos
  • 1 taza de té Supremo Ceylán Premium (preparado con dos bolsas)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • aliños: sal, pimienta, orégano, tomillo y albahaca
  • 600 gr de champiñones
  • 100 gr de queso mozzarella
  • hojas verdes para servir si desean (queda rico con rúcula o espinacas baby)
  •  
  • Calentar el horno a 180C.
  • Poner el caldo en una olla, vaciar la polenta con lluvia, sin dejar de revolver hasta integrar bien. Cocinar a fuego medio, hasta que la polenta haya espesado, como 6 a 8 minutos. Sacar del fuego y agregar la mantequilla con el queso, revolver hasta que ambos ingredientes se hayan derretido. Poner la mezcla en una bandeja con papel de honear. Hornear por 30 minutos o hasta que los bordes de la pizza estén dorados.
  • Mientras tanto, hidratar los tomates en el té caliente hasta que estén blandos. Luego procesar los tomates con la mitad del té (donde se hidrataron), más dos cucharadas de aceite de oliva hasta tener un puré. Aliñar con sal, pimienta, orégano, tomillo y albahaca seca.
  • Saltear los champiñones en el aceite restante hasta que estén cocidos y dorados.
  • Poner la pasta de tomates secos sobre la masa de polenta, luego cubrir con los champiñones y queso. Hornear por 10 minutos o hasta que el queso se haya derretido. Servir con hojas verdes si quieren.