Este queque tiene nostalgia al pasado.
Cuando me lo enseño la Sole Saavedra, me recordaron esos bollitos de maicena
que tanto me gustaba comer cuando era chica. A mi papá también le gustaban esas
galletitas, así que para celebrarlo en su día, he decidido hacerle este rico
queque, sin embargo le he agregado una cubierta de manzanas acarameladas para
hacérselo más a su gusto.
Que rico poder regalonear a aquellos
que tanto queremos con cositas que salen de nuestras cocinas.
Mi papá es una persona generosa, que
se preocupa de los demás. Que va a ser el primero en estar frente a cualquier
problema que tengamos. Sabe luchar para salir adelante. Que quieren que les
diga es un “súper” papá y me siento muy afortunada de tenerlo.
Con esta receta participo en el reto
del mes de Junio del Buscador de Recetas Chilenas, donde celebramos a nuestros
papás. Los invito a visitar los otros blogs chilenos para ver que rico han
preparado en esta ocasión. Aprovecho de contarles que hoy me voy de vacaciones
por 2 semanas, vamos con mi marido a celebrar nuestros 20 años de casados. Les
dejaré un par de recetas (un postre que será en dos entradas), sin embargo no podré
contestar sus preguntas.
QUEQUE DE MAICENA Y MANZANAS ACARAMELADAS
8 personas
Cubierta
·       
5 manzanas, peladas y
cortadas en cubos (mantenerlas en agua con limón si no las usan inmediatamente)
·       
2 cucharadas de
mantequilla
·       
½ taza de azúcar
Queque
·       
6 claras
·       
Una pizca de sal
·       
200 gr azúcar granulada
·       
150 gr de maicena
·       
100 gr de mantequilla,
derretida pero fría
·       
1 cucharadita de vainilla
Mantequillar un molde cuadrado o
redondo de unos 23 cm.
Para la cubierta, derretir la
mantequilla en una sartén grande. Una vez lista agregar el azúcar y cocinar
hasta tener un caramelo. Agregar las manzanas y cocinar hasta que estén
caramelizadas y todo el líquido que hayan votado se haya evaporado. Poner en la
base del molde preparado. Reservar.
Calentar el horno a 200C.
Batir las claras con la pizca de sal,
luego ir agregando de a una cucharada de azúcar, alternando con una cucharada
de maicena. Al terminar agregar la vainilla junto con la mantequilla derretida
pero fría.
Vaciar la mezcla en el molde sobre las
manzanas. Hornear el queque por 40 a 50 minutos. Desmoldar mientras esté tibio.
Les aprovecho de presentar a mi
exquisita ayudante: