Tuve toda la intención de entregarles
esta rica y sana receta de “muffins de arándanos, avena y almendras” ayer, pero
no alcancé a sacar las fotos. Ayer corrí 21K en la carrera del Banco Santander “Un
Techo” y llegué tan cansada que me atrasé en todo lo que tenía planeado hacer.
Eso sí, que estaba feliz ya que hice el mejor tiempo que he hecho: “1:52 horas”.
Ahora sólo me queda seguir entrenando para participar en mi tercera maratón,
que será luego.
Volviendo a la receta, les cuento que
estos muffins o quequitos los vi en la revista “Donna Hay”, en realidad eran
bastante distintos ya que les hice varios cambios. Pero lo que me llamó la
atención de la receta es que los ingredientes se iban mezclando y no batiendo;
lo que me pareció bastante interesante. Creo que estos quequitos quedaron
especiales para servir en el desayuno, ya que son bastantes sanos para empezar
bien el día y sobre todo con algo bien sabroso.
  


MUFFINS O QUEQUITOS DE
ARÁNDANOS, AVENA Y ALMENDRAS
8 muffins grandes
·       
3 huevos
·       
½ taza de aceite
·       
140 gr yogurt natural
·       
2/3 taza de azúcar rubia
·       
1 cucharada de miel
·       
1 ½ taza de harina
·       
½ taza de almendras bien
molidas o harina de almendras
·       
2 cucharaditas de polvos
de hornear
·       
1/3 taza de avena tradicional
·       
1 taza de arándanos
Cubierta
·       
3 cucharadas de avena
·       
3 cucharadas de azúcar
·       
2 cucharadas de
mantequilla
·       
3 cucharadas de almendras laminadas
Calentar el horno a 180C.
Mantequillar 9 moldes para muffins o
quequitos grandes (no puse papelitos por que los moldes que usé eran más
grandes).
Para preparar la cubierta, mezclar
todos los ingredientes con las manos hasta tener migas. Reservar.

Para los muffins, batir levemente los
huevos (con batidor de alambre). Agregar el aceite, yogurt, azúcar rubia, miel
y revolver para integrar. Agregar la harina, almendras y polvos de hornear;
integrar bien hasta tener una mezcla homogénea. Agregar la avena y arándanos.
Dividir la mezcla anterior entre los moldes preparados, llenando los moldes a ¾
de su capacidad. Hornear los quequitos por 30 minutos o hasta que los quequitos
hayan subido, estén dorados y al meter un palito al medio, éste salga seco.