Estoy fascinada con el resultado de
esta receta, ya que estos quequitos de lúcuma quedaron riquísimos, con harto
aroma y sabor a esa rica fruta. Hace ya varias semanas que venía dándole vuelta
a la idea de hacer unos quequitos de lúcuma y aprovechando que estamos en el
mes de la patria, decidí hacer probar hacer esta receta. 
No sabía cómo se iba a
comportar la lúcuma, pero el quequito quedo perfecto, como a mí me gusta:
mojadito y esponjoso. Para la receta usé lúcuma para
repostería, es decir que no tiene azúcar, o por lo menos no usar una con tanta
para que no quede muy dulce el queque. Esta la pueden encontrar en la sección
de congelados de los supermercados.
QUEQUITOS DE LÚCUMA
12 quequitos
·       
1 taza de harina
·       
1 cucharadita de polvos de
hornear
·       
½ cucharadita de
bicarbonato de sodio
·       
100 gr de mantequilla sin
sal, blanda
·       
3/ 4 taza de lúcuma para
repostería (está en los congelados)
·       
1 taza de azúcar rubia
·       
2 huevos
·       
½ taza de yogurt natural
(yo usé griego)
Calentar el horno a 180C. Poner
capsulas o papeles, especiales para hornear los quequitos, en cada molde.
Reservar.
Juntar la harina, polvos de hornear y
bicarbonato en un bol, reservar. Batir la mantequilla con el azúcar, hasta
tener una mezcla bien cremosa. Agregar la lúcuma y batir hasta integrar bien. Agregar
los huevos de a uno, batiendo bien. Luego agregar la mitad de la harina, luego
el yogurt y finalmente el resto de la harina, batir solo lo suficiente para
integrar los ingredientes (no sobre batir). Poner la mezcla en los moldes
preparados, llenándolos a ¾ de su capacidad.
Hornear por 25 a 30 minutos o hasta
que hayan subido y al meter un palito al medio, éste salga seco. Esperar 5
minutos y desmoldar. Enfriar sobre una rejilla.