Estaba en la casa sin nada que hacer
(raro), el día más bien feo y que creen, me dieron unas ganas locas de hacer
algo rico. Y como los quequitos son los preferidos en mi casa, me puse el
delantal y manos a la masa. Habían unas manzanitas por ahí, así que el sabor
estaba claro. Quedaron muy ricos, lo mejor es que son bien sanos, no tan dulces pero bien sabrosos,
Llevan leche cortada con jugo de
limón, que es la manera de hacer el buttermilk que usan en muchas recetas
americanas. El otro ingrediente distinto es el mix dulce, lo venden en los
supermercados y es azúcar con canela, vainilla y otras especies bien ricas, sin
embargo si no tienen pueden usar azúcar mezclada con canela o solo azúcar
rubia.
La receta la adapté de una que
encontré en una revista australiana “GoodTaste”.

QUEQUITOS DE MANZANAS
15 quequitos
·       
2 manzanas rojas (yo usé
fuji)
·       
2 taza de harina
·       
½ taza de harina de
almendras (o almendras bien molidas)
·       
¾ taza de azúcar rubia
·       
2 cucharaditas de polvos
de hornear
·       
1 ½ cucharaditas de
canela en polvo
·       
½ taza de nueces picadas
·       
1 taza de leche cortada
con el jugo de medio limón (esperar 5 minutos)
·       
1/3 taza de aceite
·       
2 huevos
·       
Mix dulce o mezcla de
azúcar con canela para espolvorear
Calentar el horno a 180C.
Poner papelitos especiales para quequitos
en los moldes de muffins o mantequillarlos bien.
Pelar y rallar una de las manzanas y
con la otra laminarla, reservar,

Mezclar la harina, harina de
almendras, azúcar rubia, polvos de hornear, canela en polvo y las nueces. Por
otro lado mezclar la leche cortada, aceite, los huevos y la manzana rallada.
Vaciar la mezcla de huevos sobre la mezcla de harina, incorporar con una
cuchara hasta tener una mezcla homogénea. Rellenar los moldes preparados y
poner 2 a 3 laminas de manzanas arriba. Espolvorear el mix dulce y hornear por
25 a 30 minutos o hasta que estén dorados y al meter un palito al medio de un
queque, éste salga seco. Sacar del horno, dejar reposar  5 minutos y desmoldar. Ricos tibios o a
temperatura ambiente.