Ya les he contado que me encanta el merengue y como me sobraban varias claras decidí hacer este rico rollito. Yo ya les había hecho un rollo de merengue pero con limón (pinchar acá para ver la receta), pero esta vez usé la receta de merengue de Martita Serani de su libro “Celebremos”, ella me encanta ya que tiene una cocina rica y sencilla. La diferencia entre ambos merengues diría que el que hice antes es un poco más esponjoso y creo que es por la mezcla de maicena con vinagre (ingredientes usados para hacer la Pavlova).
Terminé el postre y no sabía con que decorarlo (este postre salió sin ninguna preparación) y miro afuera por la ventana y veo que habían crecido estas hermosas Camelias.
¡¡Como me gustan las flores!! Alegran hasta la tarde gris y fría de hoy.

ROLLO DE MERENGUE Y LUCUMA
10 personas
·        1 taza de claras de huevo (aproximadamente de 8 huevos)
·        1 cucharadita de jugo de limón
·        400 gr azúcar (2 tazas)
·        1 cucharadita de maicena
·        ½ taza de almendras laminadas
·        1 cucharadita de canela en polvo
Relleno
·        1 taza de crema (240ml)
·        330 gr puré de lúcuma
Calentar el horno a 160C.
Enmantequillar una lata de horno previamente forrada en papel mantequilla o silpat (en este caso no se enmantequilla).
Batir las claras junto al jugo de limón hasta tener picos suaves. Agregar de a poco la azúcar (yo voy agregando de a dos cucharadas a la vez), batir hasta que se acabe la azúcar y el merengue esté brillante y duro. Agregar la maicena, batir hasta incorporar bien. Esparcir el merengue en la lata preparada y emparejar bien. Espolvorear la canela y las almendras en la superficie de merengue.
Hornear por 40 minutos o hasta que la superficie esté dorada pero el merengue aún blando. Sacar del horno y enfriar por 30 minutos. Llevar al refrigerador en la misma bandeja por 1 hora (yo me salté esta etapa ya que estaba un poco apurada).
Mientras tanto, batir la crema a casi chantilly, mezclar en forma envolvente con el puré de lúcuma.
Dar vuelta el merengue frío sobre un paño de cocina. Esparcir la crema e lúcuma e ir enrollando como un brazo de reina, ayudándose con el paño de cocina. Trasladar a un plato de servir (aquí necesité ayuda para levantar el rollo), dejar la apertura para abajo. Refrigerar hasta servir, ojalá no más de 6 horas.