Hola, ¿Cómo están? Yo un año más vieja
al igual que mi blog. Debería haber preparado alguna tortita pero decidí hacer
algo que me gusta mucho: “scones”. Soy tan fanática que una vez que viajé con
mi gran amiga Marcela, desayunábamos estas exquisiteces todos los días y una
vez que no encontramos, nos paseamos por toda la cuidad hasta que dimos con
ellos. Los que buscamos esa vez eran de frambuesas pero esta vez he decidido
hacerlos de limón y amapolas; una tremenda combinación. Estos pancitos dulces
son ideales para acompañar un desayuno o a la hora del té, y quedan muy ricos
servidos con alguna mermelada, para mí la de frambuesas es la mejor.
  


SCONES DE LIMÓN Y AMAPOLA
15 unidades (dependerá del tamaño del molde)
·       
3 tazas de harina
·       
1/2 taza de azúcar
·       
½ cucharadita de
bicarbonato de sodio
·       
2 ½ cucharaditas de polvos
de hornear
·       
185 gr mantequilla sin
sal, en cubos
·       
1 cucharada de ralladura
de limón
·       
1 ½ cucharada de semillas
de amapolas
·       
1 cucharadita de vainilla
·       
1 ¼ taza de leche cortada
con 1 cucharada de jugo de limón (dejar reposar unos minutos)
Cubierta
·       
¼ taza de crema
·       
¼ cucharadita de ralladura
de limón
·       
¼ taza de azúcar
Calentar el horno a 200 C.
En un bol, mezclar la harina, azúcar,
bicarbonato y polvos de hornear. Agregar la mantequilla y con las manos formar
migas. Agregar la ralladura y amapolas, distribuir bien. Hacer un hoyo en el
centro y agregar la leche cortada junto a la vainilla; mezclar hasta tener una
masa húmeda pero que se pueda juntar con las manos (no hay que amasar).
Hacer un rectángulo con la masa,
dejándola de 3 cm de espesar. Cortar scones de la forma deseada (círculos,
cuadrados o triangulares).
Para la cubierta, mezclar la crema con
la ralladura y con esta mezcla pincelar los scones. Luego espolvorear azúcar y semillas de amapola.
Hornear por 12 minutos o hasta que estén levemente dorados.

Servir acompañados de mermelada de frambuesas y si quieren crema.