Aquí va una sopita rica, ideal para
esos días de frío que necesitamos algo reconfortante en nuestro cuerpo. En mi
casa, durante el invierno, casi siempre tenemos una sopa de verdura; muchas
veces de zapallos y otras de la verduritas que se encuentren en la casa,
sobretodo de aquellas que van quedando rezagadas por ahí.
Esta vez la sopa es una sopa verde,
donde le pusimos todo los verde que encontramos. La mezcla quedó exquisita y
digna para participar en dulcinea. A lo mejor no es una receta tan original pero
mi idea es que se atrevan a mezclar ingredientes que tengan para hacer una rica
sopa.
SOPA VERDE
4 personas
·       
1 cebolla chica en cubos
pequeños
·       
2 cucharadas de aceite de
oliva
·       
1 diente de ajo picado
·       
2 varas de apio (con hojas
si tienen), picados
·       
500 gr espinacas
·       
1 zapallito italiano
·       
2 cucharadas de albahaca
·       
1,5 litros de caldo de
pollo (ojalá hecho en casa)
·       
Yogurt natural
·       
Almendras laminadas y
tostadas

Calentar el aceite en una olla
mediana, agregar la cebolla y cocinar hasta que la cebolla esté transparente y
muy bien cocinada. Agregar el ajo junto al apio y cocinar unos 3 minutos o hasta que el apio esté blando.
Agregar la espinacas, zapallito italiano, albahaca y caldo de pollo, cocinar
hasta que el zapallitos esté blando, 5 a 7 minutos. Licuar la mezcla, hasta
tener una sopa homogénea y cremosa. Servir caliente, decorar con una
cucharada de yogurt natural y almendras laminadas.