No saben la felicidad que fue
comprar estos tomates de colores y formas distintas. Yo los miraba cuando
viajaba, siempre sacándoles una foto porque me fascinaban. Cuando supe que los
podía conseguir acá, estuve atenta cuando aparecieran para pedirlos. Los compré
a Htomates (tienen que ver su instagram) y cuando llegaron a mi casa no dejaba
de mirarlos. Luego los hice en una ensalada y mi emoción fue mayor ya que eran
deliciosos, con ese sabor al tomate antiguo, el que llegaba directamente del campo
no estos desabridos del supermercado.
Guardé unos para preparar esta
tarta que había visto en unos de mis libros favoritos “Bountiful”. Hice varios
cambios, sobretodo en el relleno (que lo cambié por completo) donde decidí
cambiar el queso crema con mayonesa por ricotta y otros quesos. La masa es quebradiza y como que se derrite en la boca. Quedó
deliciosa y para mi gusto muy bonita.
Pueden usar otros tomates, lo
importante es que estén sabrosos. También en invierno podrían poner
champiñones.


TARTA RÚSTICA DE TOMATES HEIRLOOM
2 tartas medianas (para 4 a 6
personas en total)
Ingredientes
masa
·      
2 tazas de harina
·      
120 gr de
mantequilla sin sal, en cubos
·      
1 cucharadita de sal
·      
2 cucharadas de
queso parmesano rallado
·      
1 huevo
·      
¼ taza de agua
helada (puede ser un poquito más)
·      
Crema y parmesano
para la cubierta
Relleno
·      
1 taza de ricotta
·      
1 taza de queso
parmesano rallado (fresco, no de sobre porfa), medido sin apretar
·      
50 gr de queso de
cabra rallado
·      
2 cucharadas de
albahaca picada
·      
Pimienta negra a
gusto
·      
Tomates en lonjas
(yo use heirloom pero pueden usar cualquier otro que esté rico de sabor)
Para la masa, procesar la harina
con la sal junto a la mantequilla y queso parmesano hasta tener migas. Agregar
el huevo mezclado con el agua y procesar hasta formar una masa. Si no se junta,
agregar un poquito de agua. Dividir la masa en dos bolas iguales y refrigerar
por 20 minutos.
Calentar el horno a 180C.
Mientras tanto, preparar el
relleno juntando todos los ingredientes en un bol, reservar.
Uslerear cada bola de masa en un
círculo de unos 25 cm aprox. Poner la mitad de la mezcla de ricotta en cada
masa, dejando unos 2 cm de borde sin relleno. Poner láminas de tomates sobre la
ricotta. Luego doblar los bordes hacia adentro. Pincelar los bordes con un poco
de crema y espolvorear parmesano.
Hornear la tarta por 35 minutos
o hasta que la masa esté doradita.
Nota: de repente la ricotta o
los tomates botan un poco de agua, no se preocupen. Al sacar la tarta con un
pedazo de toalla de papel la quitan.