Me encanta el Pastel de Jaiba, creo que es uno de mis platos favoritos. Siempre que lo encuentro en un restaurant lo tengo que probar. Dentro de los que he probado me gusta mucho el que preparan en el restaurant “de Cangrejo a Conejo”. Sin embargo, el que más me gusta es el que hacen en el restaurant “Pezcadores” ubicado en la caleta de Quintay, de sólo acordarme se me hace agua la boca.

Esta receta es mi versión, la que he practicado y adaptado a lo largo de los años. La he servido en muchas ocasiones y siempre ha gustado mucho.  Y con esta receta me uno al grupo de blogueros chilenos que a partir de enero participaremos en un desafío mensual, este mes es preparar un plato chileno con pescado o mariscos. Lo invito a ver otras preparaciones en el BUSCADOR DERECETAS CHILENAS.
MI PASTEL DE JAIBA
6 personas
·        1 kilo de carne de jaiba
·        7 rebanadas de pan de molde (sin corteza)
·        1 tarro de leche evaporada
·        1 cebolla picada fina
·        2 cucharadas de aceite
·        1 cucharada de ají de color
·        1 cucharada de orégano seco
·        1 taza de vino blanco
·        1 taza de queso parmesano
·        120 gr de queso crema
·        Parmesano para cubrir el pastel
Remojar el pan de molde en la leche evaporada, reservar.
Calentar el aceite y cocinar la cebolla hasta que esté blanda y transparente. Agregar el ají de color y orégano. Agregar el vino blanco y cocinar hasta que éste se haya evaporado. Agregar el pan junto a la leche ideal. Cocinar hasta tener una mezcla homogénea. Agregar el queso crema y revolver hasta que esté derretido (si lo encuentran muy seco, le pueden agregar un poco más de vino o leche o hasta crema). Agregar la carne de jaiba y queso parmesano, revolver bien hasta tener una mezcla integrada.
Mantequillar 6 fuente individuales (mejor si son de greda, yo no encontré las mías) y dividir la mezcla de jaiba entre ellas. Cubrir con un poco de parmesano y hornear en un horno fuerte hasta que el pastel esté bien caliente y la cubierta dorada.
Add to Favourites