Acá estoy todavía un poco enferma con un virus al estómago que me contagié de mi chiquitita. Como no he tenido ganas de cocinar, les dejo unas fotos del angelito y oveja que hice para decorar la torta para la primera comunión de mi hija.

Ambas figuras las hice con fondant comprado y me inspiré en imágenes que vi en google. 

Y la ovejita, ¿No es tierna?