Esta receta de flan es exquisita y lo mejor es que es un postre que no falla, creo que no conozco a nadie que no le guste. Es un flan concentrado tipo quesillo, que uno disfruta con cada cucharada que da. El baño maría junto a la cocción lenta le da una textura suave y cremosa.

FLAN DE LECHE CONDENSADA
8 personas
·        1 taza de azúcar
·        ½ taza de agua
·        2 tarros de leche condensada
·        2 tarros de leche ideal
·        8 huevos
Calentar el horno a 160C.
Hacer un caramelo con el agua y el azúcar en una olla a fuego alto (no revolver). Una vez listo, ponerlo en la base y fondo de un molde corona (calentar el molde antes, para que se les haga más fácil esparcir el caramelo). Reservar.
Poner las leches condensadas en un bol grande junto a las leches evaporadas, revolver bien hasta tener una mezcla integrada. Agregar los huevos y revolver bien hasta tener una mezcla homogénea. Colar y vaciar la mezcla en el molde con caramelo. Poner a baño maría (dentro de una fuente de horno más grande con agua), tapar y hornear por 1 ½ hora o hasta que el flan haya cuajado. Refrigerar unas 4 horas (mejor si reposa toda la noche). Desmoldar y servir.