No podía dejar de contarles que corrí
mi tercera maratón y estoy fascinada ya que hice 3:56 horas. Esta vez tuve la
suerte de correr en Chicago y no saben como disfrute la carrera. Fue un día
ideal, donde mucha gente te alentaba en la calle. No saben la felicidad de cruzar la meta y recordar esos meses de duro entrenamiento que tuvieron su fruto.
Ya estoy preparando mi próxima receta
que llegará en un par de días.