Saqué una caja de arándanos que tenía
que usar luego, pero esta no fue la razón principal para hacer estos ricos
mini-queques. La razón principal de esta receta es para darles mis consejos
para que les salga el queque perfecto.
Mis consejos son los siguientes:
·       
Calentar el horno por al
menos 10 minutos a la temperatura necesaria antes de hornear el queque (s)
·       
Tener medidos todos los
ingredientes a usar. La mantequilla debe estar a temperatura ambiente.
·       
La base de todo queque es
batir muy bien los primeros ingredientes al menos 10 minutos hasta tener una
mezcla cremosa y pálida, en este caso hay que batir muy bien la mantequilla con
el azúcar.
·       
En general la harina se
mezcla solo lo suficiente para integrar. Si uno sobre-bate cuando agrega la
harina, el queque puede que no quede esponjoso y suave.
·       
Llenar los moldes o el
molde a 2/3 de su capacidad.
·       
Por último, es necesario
no abrir la puerta mientras se hornea nuestro queque, y verificar que la
temperatura sea la correcta. Si un queque no alcanza a hornearse bien puede
colapsar al medio, horneándose por fuera pero no por dentro.
MINI QUEQUES DE ARÁNDANOS
8 unidades o uno grande
·       
2 ½ tazas de harina
·       
1 ½ cucharadita de polvos
de hornear
·       
½ cucharadita de
bicarbonato de sodio
·       
250 gr de mantequilla,
blanda
·       
1 taza de azúcar rubia
·       
½ taza de azúcar
·       
4 huevos
·       
Ralladura de una naranja
·       
1 taza de yogurt natural
·       
300 gr de arándanos
frescos
Glaseado
·       
1 taza de azúcar en polvo
·       
Ralladura de 1 naranja
·       
Jugo de 2 limones (o lo
suficiente para tener un glaseado con consistencia)
Calentar el horno a 180C. Mantequillar
muy bien 8 moldes para mini queques o bien un molde grande. Reservar.
Mezclar la harina con los polvos de
hornear y el bicarbonato de sodio; reservar.
Batir la mantequilla junto a ambos
tipos de azúcar, hasta tener una mezcla muy cremosa. Agregar los huevos de a
uno, batiendo muy bien después de agregar cada huevo. Agregar la ralladura y
mezclar bien. Agregar la mezcla de harina en tres etapas alternando con el
yogurt (batir sólo lo suficiente para integrar). Agregar los arándanos en forma
envolvente a la mezcla del queque. Poner la mezcla en los moldes preparados y
hornear por 15 minutos o hasta que el meter un palito al medio del queque, éste
salga seco.
Dejar reposar 15 minutos antes de
desmoldar.
Para el glaseado, mezclar el azúcar en
polvo con la ralladura de naranja. Agregar el jugo de limón, la cantidad
necesaria para tener un glaseado. Poner un poco de glaseado en cada quequito,
esperar que se seque. Este glaseado es opcional, pueden servir los mini queques
solamente espolvoreados con azúcar en polvo.