Ya se nos acaban las vacaciones
y nos empezamos a preparar para el colegio. Y para darles una opción más
saludable

para las colaciones de nuestros
niños he preparado estos muffins sanos de ciruelas. Quedaron muy ricos y
sabrosos, nadie les va a alegar que son aburridos como muchos piensan de la
comida más saludable.
Los hice de ciruela porque es
una fruta de esta época, sin embargo pueden usar peras o manzanas en invierno.
Si usan peras o manzanas no es necesario cocinarlas antes; yo les hice un
salteado a las ciruelas para que estuvieran más dulces y blandas.
El aceite de coco lo encuentran
en tiendas de productos naturales pero lo pueden reemplazar por  aceite.

MUFFINS SANOS DE CIRUELAS
10 muffins grandes
Cubierta
·      
4 cucharadas de
harina integral
·      
2 cucharadas de
avena tradicional
·      
2 ½  cucharadas de azúcar rubia
·      
2 cucharadas de
almendras laminadas
·      
3 cucharadas de
aceite de coco (derretido)
Ciruelas
·      
4 a 5 ciruelas cortadas
en cubos (con cascara)
·      
2 ½ cucharadas de
mantequilla
·      
1 cucharadita de
canela
Queque
·      
1 yoghurt natural
(150 gr)
·      
½ taza de avena
tradicional
·      
2 huevos
·      
½ taza de azúcar
rubia
·      
1 cucharada de miel
de abejas
·      
2 cucharadas de
aceite de coco (derretido)
·      
1 taza de harina
integral
·      
½ taza de harina
·      
3 cucharadas de
almendras laminadas
·      
1 ½ cucharadita de
polvos de hornear
·      
½ cucharadita de
bicarbonato de sodio
Calentar el horno a 180C.
Mantequillar 10 moldes de quequitos grandes.
Para la cubierta, juntar todos
los ingredientes y formar migas (mezcla arenosa), reservar.
Para las ciruelas, calentar la
mantequilla hasta que se derrita. Agregar las ciruelas, azúcar y canela.
Cocinar revolviendo por unos 2 minutos hasta que estén blandas y cubiertas en
el caramelo que se formó.

Para los quequitos, poner la
avena en un bol, agregar el yogurt y dejar reposar por 5 minutos. Luego agregar
los huevos, azúcar, miel y aceite de coco; revolver bien.  Agregar las harinas, almendras, polvos de
hornear y bicarbonato. Finalmente agregar las ciruelas cocinadas (con el jugo).
Dividir la mezcla entre los moldes preparados, espolvorear las migas sobre la
cubierta y hornear por 20 a 25 minutos o hasta meter un palito en uno de ellos,
éste salga seco. Dejar reposar 5 a 10 minutos antes de desmoldar.