Esta semana fue de pruebas de pan. Flavia me pidió que hiciera un pan integral y yo feliz porque me encanta amasar, siento que me relaja.
Este pan fue el ganador, ya que no sólo su sabor y textura es buenísima, sino que a mí y a mi marido nos trajo lindos recuerdos de una cafetería de Berkeley (California, donde vivimos nuestros primeros 4 años de casados), donde comíamos unos ricos sándwiches con un pan muy parecido.
Todas las harinas que usé están en el Jumbo. Además le pueden agregar todo tipo de semillas que quieran (1/3 taza en total) como linaza, maravilla, sésamo, etc. Yo no se las agregué ya que utilicé una harina blanca que venía con semillas enteras.
Partí de una receta del libro “100 Great Breads” a la cual le hice varias modificaciones para llegar a este delicioso pan.
PAN INTEGRAL
1 pan mediano
·        110 gr harina blanca (yo usé una harina blanca que tenía un poco de semillas de linaza y maravilla)
·        130 gr harina multicereal (contiene varios tipos de harina pero la pueden reemplazar por harina integral)
·        130 gr harina integral
·        45 gr salvado de trigo molido
·        1 ½ cucharaditas de sal
·        1 cucharada de azúcar rubia
·        15 gr de levadura seca instantánea
·        2 ½ cucharadas de aceite de oliva
·        1 a 1 ½ taza de agua tibia
Poner las harinas, sal, azúcar, levadura y aceite en un bol grande. Mezclar todos los ingredientes y de a poco ir agregando el agua. Mezclar con las manos hasta tener una masa blanda y un poco pegajosa (yo le puse 1 taza de agua, pero todo dependerá del ambiente y del tipo de harina que usen).
Poner la masa en la mesa levemente harinada y amasar por 5 a 7 minutos o hasta que la masa esté lisa y elástica. Poner la masa en un bol levemente aceitado, tapar y dejar leudar por una hora.
Calentar el horno a 200C.
Poner la masa en un molde rectangular y dejar reposar unos 15 minutos tapado. Hacer un corte a lo largo de la cubierta, espolvorear con un poco de harina. Hornear el pan por 30 minutos. Esperar un par de minutos, luego desmoldar y dejar enfriar en una rejilla.