Quedé fascinada con la idea de hacer
paletas heladas casera, hay tantas combinaciones de sabores que se pueden hacer
y aquí van unas que quedaron deliciosas.
Me inspiré con este sabor, al revisar
una revista Donna Hay donde salían muchas paletas distintas. De sólo verlas, se
me hacía agua la boca. Pensé que este sabor les iba a gustar más a los adultos
pero a mis niños les encantó.

PALETAS HELADAS TROPICALES
8 unidades (la cantidad  va a depender del molde)
·       
400 gr piña natural en
cubos (como 1 piña mediana)
·       
¾ taza de pulpa de
maracuyá
·       
1 taza de crema de coco
·       
Jugo de una naranja
·       
1 taza de azúcar
Licuar todos los ingredientes hasta
tener una mezcla integrada. Dividir la mezcla en los moldes a usar. Luego poner
los palitos.
Si usan como moldes vasos desechables,
llenarlos y taparlos con papel aluminio. Luego hacer un pequeño orificio en el
medio y meter un palito de helado.
Llevar los moldes a la heladera y
congelar por al menos 6 horas. Para desmoldar, pasar agua caliente por fuera
del molde para soltar las paletas.
Acá los dejo con una integrante de mi
grupo de cata de recetas de Dulcinea, la cual quedó fascinada con la paleta
helada tropical.