Un queque delicioso ideal para estos días de vacaciones. Nada más rico que llegar de un día de playa y comerse un pedazo de este queque lleno de duraznos y frambuesas con esa cubierta crocante. La combinación de frutas es muy buena sin embargo pueden usar otras frutas, que a Uds. les gusten.

QUEQUE CROCANTE DE DURAZNOS Y FRAMBUESAS
·        2 duraznos grandes, pelados y cortados en cubos
·        150 gr mantequilla, blanda
·        260 gr azúcar rubia
·        420 gr harina
·        1 1/2 cucharadita de polvos de hornear
·        2 huevo
·        180 ml leche
·        250 gr frambuesas frescas o congeladas sin descongelar
Crumble
·        50 gr mantequilla
·        85 gr harina
·        100 gr azúcar rubia
·        Ralladura de un limón
Calentar el horno a 180C.
Mantequillar un molde redondo de 24 cm. Para el crumble, mezclar todos los ingredientes con las manos hasta tener migas. Reservar.
Para el queque, batir la mantequilla con el azúcar rubia hasta que la mezcla esté cremosa. Agregar los huevos y batir hasta integrar. Agregar la harina, polvos y la leche, batir hasta tener una mezcla homogénea. Poner esta mezcla en el molde preparado, luego poner los cubos de duraznos. Esparcir las frambuesas arriba y tapar con el crumble preparado.
Hornear por 45 minutos o hasta que la cubierta este dorada y al meter un palito al medio, éste salga limpio.