Estaba muy tentada de hacer un
queque con membrillo, así que aproveche de usar unos membrillos que me había
traído mi amiga Polín. No saben lo rico que quedó, realmente quedé fascinada
con el resultado. El queque quedó muy suave y se complementaba muy bien con la
fruta un poco ácida y el con el crocante dulce. Lo hice para nuestro almuerzo
del día de la madre y mis invitados se fueron con un pedazo para sus casas.
Los membrillos los cociné
rallados en el microondas pero también los pueden cocinar en la encimera. Si lo
hacen en la encimera, yo le agregaría agua a la olla. Y una vez cocidos y
fríos, les trataría de sacar el líquido de la cocción.
Les cuento que con las cascara y
tronco de los membrillos, hice un rico té helado. Los puse en una olla con un
poco más de un litro de agua y azúcar rubia a gusto, y deje hervir la mezcla
por unos 5 minutos. Apagué el fuego agregué 2 cucharaditas de té verde y deje
reposar la mezcla por 2 minutos (no más para que no se ponga amargo). Colé la
mezcla y la deje enfriar. El té lo deben servir bien frío. Les cuento que fue
todo un hip y lo mejor que hicimos un poco de reciclaje y eso se siente muy
bien
  


QUEQUE CROCANTE DE MEMBRILLO
10 a 12 personas
Membrillos
·      
5 a 6 membrillos
rallados
·      
Jugo de 1 limón
·      
¾ taza de azúcar
rubia
Crocante
·      
45 gr de azúcar
rubia
·      
60 gr mantequilla
blanda (pueden ser mantequilla de coco; queda exquisito)
·      
60 gr de harina de avena
·      
60 gr de avena
·      
60 gr almendras
picadas (no molidas)
Queque
·      
180 gr mantequilla
blanda
·      
220 gr azúcar en
polvo
·      
1 cucharadita de
esencia de vainilla
·      
5 huevos
·      
300 gr de yogurt
natural (yo usé griego)
·      
200 gr de harina de
avena
·      
175 gr de harina de
almendras
·      
1 ½ cucharadita de
polvos de hornear
Mezclar los membrillos con el
limón y el azúcar. Cocinar en el microondas, a potencia alta, por 5 minutos. Revolver
y volver a cocinar por 5 minutos más. El membrillo debe quedar cocido, dejar
enfriar.
Calentar el horno a 170C.
Mantequillar un molde desmontable de 26 cm, reservar.
Preparar el crocante, juntar
todos los ingredientes con las manos hasta formar migas. Mantener refrigerado
mientras se prepara el queque.
Para el queque, batir muy bien
la mantequilla blanda con el azúcar en polvo, hasta tener una mezcla cremosa.
Agregar la vainilla y los huevos de a uno, batiendo bien antes de agregar un
huevo. Luego agregar el yogurt, batir hasta integrar. Luego agregar la harina
de avena, la harina de almendras y polvos de hornear con una cuchara, integrar
bien.
Vaciar el batido en el molde
preparado,  luego poner los membrillos
preparados y finalmente espolvorear con el crocante. Hornear por 50 min a 1
hora o hasta meter un palito al medio, éste salga seco. Dejar enfriar y
desmoldar. Servir espolvoreado de azúcar en polvo (flor).
Nota, yo hice el queque en un molde más pequeño y puse el resto en moldes de muffins.