Tenía un desayuno y decidí hacer
estos “quequitos de manzanas, avena y almendras” para mis visitas. Me gusta
porque no son tan dulces, son sanos y aportan la suficiente energía para
comenzar el día. Claro que igual son muy ricos para acompañar el tecito de la
tarde.
Estos quequitos quedan muy
esponjosos y húmedos a la vez y se complementan muy bien con lo crocante y
dulce de la cubierta. No les hablo más, sólo vean si tienen los ingredientes
para que hagan estos ricos quequitos, se que le van a gustar mucho.
QUEQUITOS DE MANZANAS, AVENA Y ALMENDRAS
12 unidades
·      
2 ½ taza de manzanas
ralladas (yo usé como 3 manzanas rojas peladas)
·      
½ taza de azúcar
rubia
·      
1 cucharada de miel
de abejas (o agave)
·      
1/3 taza de aceite
de canola (o aceite de coco)
·      
1 huevo
·      
1 taza de harina
·      
1 taza de harina de
avena
·      
½ taza de almendras
molidas muy finas o con un poco de textura (o usar harina de almendras)
·      
¾ cucharadita de
polvos de hornear
·      
¼ cucharadita de
bicarbonato de sodio
·      
1 cucharada de
canela
Cubierta
·      
4 cucharadas de
avena
·      
3 cucharadas de
almendras laminadas
·      
2 cucharadas de miel
o agave
Calentar el horno a 180C.
Mantequillar muy bien 12 moldes de queques individuales (muffins) o poner
papeles especiales para hornearlos.
En un bol mezclar las manzanas
ralladas junto al azúcar rubia, la miel, aceite y huevo; mezclar bien. Juntar la
harina, harina de avena, almendras molidas, polvos de hornear, bicarbonato y
canela; luego vaciar sobre la mezcla de manzanas. Revolver la mezcla hasta
tener todo integrado. Vaciar la mezcla en los moldes preparados. Juntar los
ingredientes de la cubierta y poner un poco en cada quequito.

Hornear por 15 a 20 minutos, o
hasta que al meter un palito éste salga limpio. Dejar enfriar y desmoldar.