Hace mucho tiempo que tenía ganas de
hacer esta tarta de salmón con alcachofas, siempre me ha gustado el complemento
que hacen estos dos ingredientes. El problema es que siempre que comparaba alcachofas
nos la comíamos inmediatamente, todos en mi casa somos fanáticos.
El quiche quedó delicioso. Yo usé una
masa que venden lista para hacer pascualina (usé una de los dos tapas que
vienen, y la adelgacé un poco), pero pueden usar cualquier masa salada que
quieran comprada o hecha por Uds. También le agregué un aliño muy rico que
tiene GOURMET, especial para aliñar pescados. Y por último el queso de cabra en
vez de rallarlo, lo desmenuce con las manos.
Este quiche lo adapté un poco de una
receta de la revista “Fine Cooking”, un especial de desayunos (aunque yo creo
que esta tarta es excelente para un almuerzo veraniego junto a una rica
ensalada).

QUICHE DE SALMÓN Y ALCACHOFAS
6 personas
·       
2 cucharadas de
mantequilla
·       
1 cebolla picada en pluma
·       
4 alcachofas cocidas
·       
200 gr de salmón ahumado,
en pedazos
·       
1 taza de queso de cabra,
desmigajado
·       
4 huevos
·       
1 taza de crema
·       
½ taza de leche
·       
1 ½ cucharadita de eneldo
seco (también pueden usar fresco si encuentran)
·       
Aliño para pescado
(opcional)
·       
Sal y pimienta a gusto
·       
Masa para tarta (yo usé la
masa que venden para pascualina, usando una sola tapa)
Sacar la comida de las alcachofas y
reservar los fondos. Calentar la mantequilla en una sartén, luego cocinar la
cebolla hasta que esté bien cocinada, mezclar con la comida de las alcachofas y
reservar.
Calentar el horno a 180C.
Poner la masa en un molde desmontable
de unos 24 cm. Hornear por 10 minutos.
Mientras tanto, mezclar los huevos,
crema, leche, eneldo, aliños, sal y pimienta hasta tener una mezcla integrada.
Sacar la masa de horno y agregar un 1/3 de la mezcla de huevos y volver al
horno por 10 minutos adicionales.
Mientras tanto, picar los fondos de
alcachofas.
Sacar la tarta del horno y poner las cebollas,
luego la mitad de: salmón, fondos de alcachofas y queso de cabra. Cubrir con el
resto de la mezcla de huevos y terminar con el resto de: salmón, alcachofas y
queso. Volver a hornear la tarta por unos 45 minutos o hasta que haya cuajado y
la masa esté dorada.
Servir tibia o a temperatura ambiente