El Suspiro Limeño es un postre peruano que yo personalmente encuentro delicioso, aunque es bien dulce ya que consiste en una capa de manjar blanco cubierto con un merengue al oporto. Esta versión que les doy es un poco distinta a la tradicional, por un lado la capa de manjar es más suave y no tan dulce; por otro lado le he agregado una salsa de maracuyá que se complementa muy bien tanto con el manjar como con el merengue.
Este postre es para aquellos que tienen paciencia en la cocina, ya que para preparar el manjar deben revolver la olla constantemente.
La idea de este postre la saqué de uno que probé de la tienda “La Pasta”. La receta del manjar del postre la saqué de una receta familiar que me dio Karina Dauber.
SUSPIRO LIMEÑO CON SALSA DE MARACUYÁ
10 personas
Ingredientes:
·        1 tarro de leche condensada
·        3 tarros de leche evaporada
·        5 yemas
·        1 copa de oporto
·        1 ½ de azúcar granulada
·        4 claras de huevo
Salsa de maracuyá
·        1 ½ taza de pulpa de maracuyá
·        1 taza de azúcar
Para la salsa de maracuyá, mezclar la pulpa con el azúcar en una olla y cocinar la mezcla hasta que tome consistencia de mermelada. Dejar enfriar mientras se prepara el suspiro.
En una olla mezclar la leche condensada con las leches evaporadas y las yemas. Revolver bien.
Llevar a fuego medio, sin dejar de revolver, por 30 minutos o hasta que la mezcla espese (yo pruebo la mezcla poniendo un poquito en un plato para ver si ha espesado).
Una vez que la mezcla esté tibia vaciarla en un copón o una fuente alargada de vidrio (también pueden ser copas individuales). Dejar enfriar tapado a ras la mezcla para que no se forme una costra. Una vez que el postre esté frio, poner la salsa de maracuyá sobre toda la superficie.
Para el merengue, mezclar el azúcar junto al oporto en una olla y hervir hasta que el almíbar forme un hilo cuando se deja caer de la cuchara.  Batir las claras hasta punto de nieve y suavemente agregar el almíbar caliente (siempre batiendo).  Seguir batiendo hasta que el merengue esté frio. Colocar el merengue encima de la salsa de maracuyá y llevar el postre al refrigerador hasta servir.