Partimos con el 2013, y aquí estoy con
una receta que me gustó mucho de sabor, sin embargo no me gustó de pinta. Pero
como pienso que es bueno mostrar que no todo es perfecto, decidí ponerla.
La crema de nueces es deliciosa, me
recordó las pelotitas de nuez que a mis niños tanto les gusta hacer. El relleno
es dulce y contrarresta muy bien con la acidez de las ciruelas. Yo no las pelé
y la cascara tomó un color opaco que no lucía mucho. Cuando fui a cortar la
tarta se salió la cascara de una ciruela y apareció ese color maravilloso. Así
que les recomiendo que pelen las ciruelas al ponerlas en la tarta. Lo otro importante es que esperen que la tarta se enfríe antes de cortarla para que el relleno no esté líquido (yo estaba apurada y no espere)
Esta receta la saqué de una revista de
tartas (por Marcelo Vallejo) que compré en Buenos Aires cuando fui a correr la
maratón.
TARTA DE CIRUELAS Y CREMA DE NUECES
6 a 8 personas
Masa
·       
150 gr mantequilla sin sal
·       
140 gr azúcar
·       
1 huevo
·       
250 gr de harina
·       
60 gr de nueces molidas
Relleno
·       
8 a 10 ciruelas frescas
·       
1 lata de leche condensada
(375 gr)
·       
6 yemas
·       
140 gr de nueces picadas finas
·       
1 cucharada de azúcar
rubia
Para la masa, procesar el azúcar junto
a la harina y las nueces. Agregar la mantequilla y procesar hasta formar migas.
Luego agregar el huevo y procesar hasta que se forme la masa. Refrigerar por 30
minutos.
Mantequillar un molde de tarta
desmontable de 24 cm y luego poner la masa. Pinchar con un tenedor y congelar
por 15 minutos.
Calentar el horno a 180C.
Hornear la masa por 10 minutos.
Mientras tanto, pelar las ciruelas (yo
no lo hice y la tarta no quedó tan linda), partir en dos y descarozar
Preparar el relleno, juntando la leche
condensada con las yemas; revolver hasta tener una mezcla homogénea. Agregar
las nueces.
Sacar la tarta del horno, rellenar la
tarta con la crema de nueces y luego poner las mitades de ciruela. Espolvorear
el relleno con el azúcar rubia. Hornear la tarta por 30 minutos o hasta que el
relleno haya cuajado. Dejar enfriar por al menos 4 horas (yo no esperé ese
tiempo y mis fotos salieron con el relleno medio líquido). 
Desmoldar y servir
acompañado de crema o helado.