Una maravilla de chocolates para hacer en la casa; fáciles y ricos

GIANDUJA, CHOCOLATE DE PRALINE DE AVELLANAS

El verano pasado tuvimos la suerte de ir de vacaciones a Italia. Fue un viaje familiar increíble. Comimos exquisito y una de las cosas que nos encantó, fue su chocolate gianduja, un chocolate con praliné de avellana maravilloso. Acá va la receta de mi versión que me encantó como quedó y a los que los probaron. Ideal para servir con el café, llevar de regalo o darse un gustito cuando uno quiere algo rico. También podrían hacer el chocolate haciendo una pasta procesando avellanas tostadas (no acarameladas).

Ingredientes
  

  • Acá va la receta:

Elaboración paso a paso
 

GIANDUJA, CHOCOLATE DE PRALINE DE AVELLANAS

  • 21 cuadraditos
  •  
  • Praliné de avellanas
  • 1 ¼ taza de avellanas tostadas
  • ¾ taza de azúcar
  • Chocolate
  • 200 gr chocolate amargo (al menos 62% de cacao)
  • 200 gr chocolate de leche
  •  
  • Para el praliné, primero tener lista una bandeja de horno con silpat o aluminio levemente aceitado.
  • Hacer un caramelo con el azúcar en una olla mediana, como no le agregamos agua, se puede revolver. Una vez que esté un caramelo rubio, agregar las avellanas y revolver para distribuir el caramelo por todo el fruto seco. Vaciar la mezcla sobre la bandeja preparada, y con un tenedor separar las avellanas, para que queden en una sola capa. Dejar enfriar y luego picar. Procesar las avellanas acarameladas picadas, hasta tener una pasta más bien líquida (queda como una especie de mantequilla de avellanas parecida en textura a una de maní).
  • Poner aluminio (alusafoil) a un molde de queque rectangular de unos 12 por 20 cm (el porte es aproximado y solo va a determinar cuan alto le quedará el chocolate final, pero no es para un molde grande) y luego aceitar levemente. Derretir el chocolate amargo a baño maría o en el microondas a potencia baja por intervalos de 30 segundos. Mezclar el chocolate con 6 cucharadas de la pasta de praliné, mezclar bien, vaciar sobre el molde preparado y refrigerar por 15 minutos. Derretir el chocolate de leche y mezclar con 5 cucharadas de la pasta de praliné, vaciar sobre la capa de chocolate amargo y refrigerar al menos 2 horas. Sacar del refrigerador y cortar en cuadrados pequeños (1,5 cm). Mantenerlos refrigerados, pero sacarlos al menos 1 hora antes de servirlos en invierno y menos tiempo en el verano.