Estas galletitas son especiales para acompañar un té o café, son ricas y muy bonitas. Las llevé a una reunión familiar y les encantó a grandes y chicos.
La masa se hace completamente en el procesador, lo que las hace muy fácil de preparar. Lo único importante es que las lunitas deben ser refrigeradas antes de ser horneadas, ya que son unas galletas con un alto contenido de mantequilla que si no están refrigeradas al hornearlas se desparramarán. La masa es ideal para hacer otras galletas, como galletas con hoyito de mermelada o bien para refrigerar un tubo, pasarlo por azúcar o almendras molidas y luego cortar galletas redondas (yo guardé la mitad de la masa para hacer otro día otro tipo de galletitas).
La receta la adapté de un especial de galletas de la revista Fine Cooking.
LUNITAS DE ALMENDRAS
60 unidades
·        ½ taza de azúcar
·        ¾ taza de almendras enteras
·        250 gr de mantequilla sin sal, cortada en cubos
·        1 cucharadita de vainilla
·        2 tazas de harina
·        ½ taza de almendras enteras o laminadas (con las enteras quedarán pedazos más grandes de almendras que con las laminadas, yo usé laminadas)
·        4 cucharadas de azúcar en polvo (impalpable)
Procesar el azúcar hasta que esté bien fina, 30 a 60 segundos. Agregar las almendras y procesar hasta que las almendras estén bien molidas. Agregar la mantequilla y la vainilla; procesar hasta que la mantequilla esté cremosa. Agregar la ½ taza de almendras y la harina, procesar hasta que la masa se forme (se forma alrededor de la cuchilla del procesador).
Armar lunitas con la masa y luego refrigerar por al menos dos horas o toda la noche (se pueden poner de a capas entre papel mantequilla).
Calentar el horno a 170C.
Poner las lunitas en una lata de horno con papel mantequilla o silpat. Hornear las galletas por 20 minutos o hasta que estén levemente doradas en la superficie (estarán más doradas en la base). Sacar del horno, dejar enfriar por 5 minutos y luego espolvorearlas con azúcar en polvo. Enfriar completamente. Espolvorear más azúcar en polvo o si quieren le pueden poner chocolate derretido en una punta y luego le espolvorean un poco de almendras picadas. Deben dejar las galletas sobre papel mantequilla hasta que el chocolate se endurezca.