Tengo una fascinación por los queques de zanahorias, realmente me encantan (esta es la tercera receta que hago en el blog). Y esta receta me encantó, ya que es una versión bien liviana, yo le puse más calorías con el manjar y el merengue, que por supuesto puede ser opcional. Lo decoré bien de pascua para disfrutarlo después de la búsqueda de huevitos.
Esta receta la adapté de una receta que vi en el precioso libro “Mi primer libro de recetas” de la argentina Juliana López May.
QUEQUE DE ZANAHORIAS Y FRUTOS SECOS
10 personas
·        6 yemas
·        250 gr azúcar rubia
·        250 gr zanahorias ralladas
·        200 gr nueces molidas
·        120 gr almendras molidas
·        ½ taza de maicena
·        6 claras
·        ¾ a 1 taza de manjar
Cubierta
·        3 claras
·        ¾ tazas de azúcar granulada
·        Ralladura de ½ limón
Calentar el horno a 180C.
Batir las yemas con la mitad de la azúcar rubia, hasta tener una mezcla bien cremosa. Agregar los frutos secos, zanahorias ralladas y la maicena. Batir las claras a nieve con el resto de la azúcar rubia, e incorporar en forma envolvente a las mezcla de yemas. Vaciar la mezcla en un molde de torta desmontable de 25 cm, enmantequillado.
Hornear la torta por 45 a 50 minutos o hasta meter un palito, éste salga seco. Dejar enfriar.
Una vez frío el queque, partir en dos y rellenar con el manjar. Batir a baño maría, las claras junto al azúcar granulada hasta tener un merengue brillante y duro. Decorar el queque con el merengue.