Mi mamá me trajo unas exquisitas
naranjas de su campo. Me he tomado unos deliciosos jugos en la mañana, para que
me protejan, ya que el clima está muy variado y hay muchos resfriados en el
ambiente.
Además aproveché de hacer este postre,
que es fácil de hacer y muy rico. Lo otro que me gusta es que es liviano, ideal
para esta época donde nos queremos preparar para el verano, evitando postres
muy calóricos.
La receta es de mi amiga Gabriela
Villalón; probé este postre en su casa y me encantó, y por supuesto que le pedí
la receta. Ella, muy amorosa, ya me ha compartido varias recetas ricas que ella
hace.
MOUSSE DE NARANJAS
8 personas
·       
3 hojas de gelatina
(colapez), en el verano yo le pondría 4 hojas
·       
1 tarro de leche
condensada
·       
2 tazas de jugo de
naranjas
·       
Ralladura de 1 naranja
·       
4 claras
Almíbar
·       
1 taza de azúcar
·       
1 taza de jugo de naranjas
·       
Jugo de medio limón
·       
½ cucharada de ralladura
de naranjas (asegurarse de no rallar la parte blanca)
Hidratar la gelatina en agua fría
hasta que las hojas estén muy blandas.
Mezclar la leche condensada con el
jugo de naranjas y la ralladura, revolver bien. Estrujar las hojas de gelatina
y luego poner en un bol y derretir, puede ser a baño maría o bien 10 segundos
en el microondas. Agregar la gelatina derretida a la mezcla de naranjas.
Batir las claras a nieve y envolverlas
en la mezcla de naranjas. Pasar por agua un molde rectangular y vaciar la
mezcla. Tapar y refrigerar por 4 horas o hasta que el postre haya cuajado.
Para el almíbar, mezclar todos los
ingredientes en una olla. Cocinar a fuego alto hasta que la mezcla haya
espesado.
Desmoldar el postre y servir con el
almíbar.

Nota, si quieren el almíbar menos
amargo deben disminuir la cantidad de ralladura, al gusto de Uds.