Me encanta el pan, no solo comerlo sino también prepararlo. Amasar me relaja, ver como la masa se transforma me impresiona, sentir el olor que sale cuando se está horneando, me pone de buen humor. Es por esta razón que he decidido que haré alguna receta de pan una vez al mes para que Uds. la disfruten como yo. Esta es la receta para Noviembre.
Este pan quedó exquisito, mis niños dijeron que era como comer una pizza pan. Yo lo acompañé con mantequilla y con un queso fresco con ají picado y aceite de oliva; sin embargo, comérselo solo era muy rico, no necesita nada. Este pan es ideal para picotear mientras se prepara un asado o como aperitivo para un almuerzo.
PAN DE QUESO Y HIERBAS
1 unidad
·        500 gr harina (yo usé mitad normal y mitad de una harina que viene con granos enteros como linaza)
·        10 gr sal
·        5 gr pimienta negra molida
·        5 gr miel de abejas (1 cucharadita)
·        20 gr levadura fresca o 7 gr levadura seca instantánea
·        250 gr agua tibia
·        50 gr mantequilla derretida
·        ½ taza de queso parmesano rallado
·        1 ½ cucharada de orégano seco
·        2 cucharadas de albahaca picada fina
·        1 cucharada de ciboulette picado fino
·        1 huevo para pincelar
En un bol grande, juntar la harina, sal, pimienta y miel. Disolver la levadura en el agua tibia, luego juntar con la mezcla de harina. Agregar la mantequilla y amasar hasta tener una masa lisa y elástica. Agregar el queso y hierbas, de a poco hasta integrar bien en la masa. Formar un bollo y dejar leudar tapado en un lugar tibio hasta que haya duplicado su tamaño, al menos 30 minutos.
Calentar el horno a 200C.
Poner el pan en una lata engrasada o con silpat. Hacer unos cortes y luego pincelar con huevo. Hornear el pan en el horno precalentado por 30 minutos, debe estar dorado y sonar hueco al golpearlo con la mano.
Comerlo tibio con mantequilla o acompañar con queso fresco con ají picado y aceite de oliva. También queda muy rico para picotearlo así solito.