Nada mejor que regalonear a nuestra familia con un queque casero

QUEQUE CÍTRICO DE AMAPOLA

Nada me gusta más que tenerles algo rico a los niños, sobre todo si tienen amigos para jugar o estudiar. Este quequito fue hecho especialmente para una de esas ocasiones. Lo hice cítrico con amapolas porque era un antojo mío. Quedó tan rico, que les tuve que sacar un buen trozo para dejarlo en mi caja fuerte y poder comérmelo después. Es un queque esponjoso y de un sabor delicioso. Usé un poco de harina de avena, que hace que el queque quede suave y bien “migoso”. El glaseado es opcional, pero a mí me encanta el sabor que le da y lo lindo que queda.

Ingredientes
  

  • Acá va la receta:

Elaboración paso a paso
 

QUEQUE CÍTRICO DE AMAPOLA

  • 12 personas
  •  
  • Ingredientes
  • 250 gr mantequilla sin sal, blanda
  • 1 cucharada de ralladura de limón y otra de ralladura de naranja
  • 1 ½ taza de azúcar rubia
  • 4 huevos, extra grandes
  • 2 tazas de harina
  • 1 taza de harina de avena
  • 2 cucharaditas de polvos de hornear
  • ½ taza de jugo de naranjas
  • 1/3 taza de jugo de limón
  • 2 cucharadas de semillas de amapolas
  •  
  • Calentar el horno 180C.
  • Mezclar las harinas con el polvo de hornear y reservar-
  • Batir la mantequilla junto a las ralladuras y azúcar rubia, hasta tener una mezcla pálida y cremosa (esta parte es muy importante para un obtener un queque esponjoso). Agregar los huevos de a uno, y batiendo bien hasta integrar (no importa se la mezcla se ve como “cortada”. Incorporar la mitad de la mezcla de harinas y los jugos, batir para integrar bien. Por último, añadir el resto de las harinas, amapolas y batir hasta mezclar. Poner la mezcla en el molde preparado y hornear por 60 a 65 minutos o hasta meter un palito al medio, éste salga seco. Una vez listo, sacar del horno, dejar reposar por 10 minutos y luego desmoldar. Si desean lo pueden glasear mezclando azúcar flor con jugo de limón (ir agregando de a poco el jugo de limón hasta lograr la consistencia deseada).