Mi papá me trajo del norte uvas rojas chiquititas que estaban muy sabrosas y dulces. Mis niños estaban felices con ellas y yo saqué un poco para preparar este rico y liviano sorbete. Creo que si lo preparan se van a lucir ya que es un helado muy novedoso y fresco, ideal para terminar una comida en el resto de verano que nos queda.
Esta receta la adapté de una que vi en la revista “Goodfood”. Como ya les he dicho en otras recetas, pueden preparar el helado sin una máquina especial. Para eso deben congelar la mezcla hasta que esté semi-congelada y luego procesar; este procedimiento lo deben hacer un par de veces más y listo.
SORBETE DE UVA Y VINO TINTO
4 personas
·        120 gr azúcar
·        200 ml vino tinto
·        750 gr uvas rojas sin pepas
Disolver el azúcar en el vino tinto en una olla. Poner a cocinar a fuego medio-alto por 5 a 10 minutos o hasta tener un almíbar claro. Enfriar.
Procesar las uvas hasta que estén completamente molidas, luego colar hasta obtener el máximo de jugo. Mezclar el jugo de uvas con el almíbar preparado y refrigerar por dos horas. Poner en la máquina de helados según las instrucciones, luego poner en el congelador hasta tener un sorbete con una consistencia más dura.