Aunque soñemos con una blanca Navidad,
acá en Chile nunca la tendremos ya que estamos en verano. A pesar del calor,
siempre en nuestro país hemos tenido una cultura de cocinar platos más
invernales para estas fiestas. Hasta el pan de pascua que tanto me gusta es un
queque más bien para una época más fría. Es por esta razón que mi propuesta
para hoy es hacer un queque navideño pero para una navidad en el sur, lo que
quise lograr es tener el sabor de un queque de especias pero con una fruta de
verano, en este caso frambuesas. La combinación quedó deliciosa y sobre todo
una alternativa rica para todos los mañosos como yo a los que no les gusta la
fruta confitada.
Con esta receta participo en el desafío
de diciembre del buscador de recetas chilenas. Los invito a visitar los otros
blogs chilenos para ver qué cosa rica han cocinado.
QUEQUITOS PARA UNA NAVIDAD EN EL SUR
12 unidades (dependerá del tamaño del
molde)
·        
2 tazas de harina
·        
1 cucharada de polvos de
hornear
·        
½ cucharadita de
bicarbonato de sodio
·        
1 cucharadita de canela
·        
½ cucharadita de jengibre
en polvo
·        
½ cucharadita de nuez
moscada
·        
¼ cucharadita de cardamomo
·        
1 taza de azúcar rubia
·        
 2 huevos
·        
1 taza de yogurt natural
·        
125 gr de mantequilla
derretida
·        
¼ taza de puré de manzanas
·        
1 taza de frambuesas
frescas (200 gr aprox)
Glaseado
·        
1 ½ azúcar en polvo
·        
Jugo de ½ a 1 limón
·        
Frambuesas
·        
Hojas de menta
Calentar el horno 170C.
Mantequillar muy bien 12 moldes de
quequitos (también pueden ocupar los papelitos especiales para hornear muffins)
Cernir la harina y luego mezclar con
los polvos de hornear, bicarbonato y especies. Reservar.
En otro bol, batir los huevos con el
azúcar rubia hasta tener una mezcla bien cremosa (batir bien, ya que esta es la
base para que nos salga un quequito perfecto). Agregar el yogurt, mantequilla,
puré de manzanas y batir hasta tener una mezcla homogénea. Agregar la mezcla de
ingredientes secos (harina) y mezclar con una cuchara hasta tener todos los
ingredientes integrados. Agregar las frambuesas en forma envolvente.
Dividir la mezcla en los moldes preparados
(llenando los moldes a ¾ de su capacidad) y hornear por 20 minutos o hasta que
al meter un palito al medio éste salga seco. Dejar enfriar por 10 minutos y
luego desmoldar. Enfriar completamente antes de glasear.
Para el glaseado, poner el azúcar en polvo
en un bol, agregar el jugo de limón y revolver bien. Si el glaseado está muy
líquido agregar más azúcar en polvo y si está muy espeso agregar unas gotas de
limón adicionales. Glasear los quequitos, luego decorar con una frambuesa y una
hoja de menta. Dejar que el glaseado se seque (si pueden esperar) y
disfrutarlos.